Skip to content
Play Video

Mantenimiento de Extintores

Descripcion del proyecto

Para evitar que un conato de incendio se desarrolle, es aconsejable disponer de un extintor de incendios. El extintor es fácil de instalar y manejar, sólo debe colgarse o situar en un lugar visible, de fácil acceso y en las zonas contempladas por la reglamentación. Atendiendo a las diferentes necesidades de cada usuario, existen una gran variedad de modelos y capacidad de extintores, dependiendo del tamaño y el tipo de riesgo que se quiera proteger. Los extintores se clasifican según su carga, su agente extintor y su eficacia: Según su carga: – Portátiles: son los que su masa total es igual o menor a 20 Kg. – Móviles: están dotados de ruedas por su masa total mayor de 20 kg. Según su agente extintor: – Extintor de polvo. – Extintor a base de agua. – Extintor de dióxido de carbono (CO2). Según su eficacia: – Según el hogar tipo que sean capaces de extinguir, identificado por un NÚMERO y una LETRA, según Norma UNE EN 3-7 para extintores portátiles y UNE EN 1866-1 para extintores móviles. Mantenimiento: – Anual: mantenimiento a realizar por el fabricante y/o mantenedor autoriado, como su nombre indica, cada año consistente en el protocolo descrito mas abajo*. – Recarga: realizar una vez descargado del extintor o por perdida de presión. Descrito en el video adjunto. – Prueba quinquenal: Prueba a relizar cada cinco años, cuyo protocolo consiste en el mismo que la recarga, ademas de una prueba de estanqueidad o hidroestática. Descrito en el video adjunto. – Sustitución: Cada 20 años o en caso de deterioro excesivo, se debe sustituir el extintor por uno nuevo. *Según R.D. 2060/2008 y de acuerdo con TABLAS I y II contempladas en ANEXO II del R.D. 513/2017 y de acuerdo con Resolución O.M.I. A.951(23) e I.S. nº9/2011, según el siguiente PROTOCOLO: – Comprobación del buen estado aparente de conservación, accesibilidad y señalización. – Inspección ocular de seguros, precintos, inscripciones y estado externo de las partes mecánicas (boquillas, válvulas, mangueras, etc.). – Comprobación del peso y presión, en su caso. – Comprobación de la existencia de instrucciones de uso y de la legibilidad de las mismas. Articulo basado en información obtenida de Tecnifuego (Asociación Española de Sociedades de Protección Contraincendios)

Detalles del proyecto

Cliente Particulares y empresas Concepto Recarga y prueba quinquenal de extintor portátil contraincendio